Práctica y osteopatía modernas

La especialidad de la clínica es el tratamiento de enfermedades agudas y crónicas, así como las enfermedades del sistema locomotor y los efectos que estas tienen para la salud. Cada cambio que se produce en el sistema locomotor, da origen a un trastorno que puede derivarse en un cuadro clínico, por lo que nuestro enfoque consiste en tratar a toda la persona y no limitarnos a síntomas individuales.

¿Qué es la quiropráctica?

La quiropráctica es un método curativo popular. Se trata de un arte con la capacidad de aliviar dolores lumbares, problemas articulares y trastornos de los órganos aplicando movimientos con las manos simples, desarrollados y de probada eficacia. Todo se hace de forma natural y sin instrumentos.
, motivo por el que antiguamente se referían a ella como „medicina de las manos“. La quiropráctica está enfocada sobre el conjunto del cuerpo, ya que incluso la más ínfima alteración de la columna vertebral influye sobre los procesos que tienen lugar en el cuerpo, puesto los órganos se controlan a través de la columna vertebral.
Por ese motivo, los trastornos de la columna vertebral pueden dar a su vez origen a trastornos de los órganos. De forma inversa, los trastornos sufridos por los órganos también pueden repercutir en la columna vertebral.

¿Qué es la osteopatía?

Todos los miembros del cuerpo necesitan libertad de movimiento para que su funcionamiento sea óptimo. Desde el punto de vista de la osteopatía, es al quedar limitada esta movilidad cuando surgen tensiones del movimiento que evolucionan hasta convertirse en trastornos.
Nuestro organismo está formado por un sinnúmero de estructuras unidas entre sí por el sistema de fascias, que son un tipo de envolturas de tejido conjunto. Desde la perspectiva de la osteopatía, las limitaciones del movimiento se propagan a través de las fascias hasta alcanzar otros miembros del cuerpo, donde se manifiestan en forma de molestias.
El tratamiento osteopático se realiza utilizando técnicas especiales. Su objetivo consiste en permitir al paciente obtener una mejora de la movilidad de aquellas estructuras afectadas, recuperando así su equilibrio de forma natural.

Osteopatía visceral, parietal y craneal

Independientemente de las estructuras anatómicas observadas, la enseñanza de la osteopatía está dividida en tres ramas.
En lo que se refiere al tratamiento, el osteópata considera el cuerpo como una unidad.
La osteopatía visceral se ocupa de los órganos y su fijación en el cuerpo y el flujo sanguíneo.. La osteopatía parietal se ocupa especialmente del tratamiento de músculos, huesos, articulaciones y tejidos conjuntivos. El ámbito craneal de la osteopatía aplica estos mismos principios a la cabeza del paciente.

La quiropráctica y la osteopatía se aplican para paliar las siguientes afecciones con resultados positivos:

  • Cambio en la estática de la columna vertebral
  • Oblicuidad pélvica
  • Dolores del sistema locomotor
  • Escoliosis
  • Limitaciones de movimiento de la columna vertebral
  • Artrosis
  • Tensión cervical
  • Vicios posturales
  • Dolores lumbares
  • Ciáticas
  • Lumbalgias (lumbago)
  • Síndrome de la columna cervical
  • Síndrome de la columna lumbar
  • Síndrome de la columna torácica
  • Prolapso de disco intervertebral (hernia discal)
  • Síndrome de cuello y brazo
  • Epicondilitis (codo de tenista)
  • Síndrome del túnel carpiano
  • Dolores articulares
  • Fibromialgia
  • Trastornos causados por accidentes
  • Lesiones por latigazo cervical
  • Lesiones deportivas
  • Problemas con la articulación temporomandibular
  • Tinnitus
  • Dolores de cabeza
  • Neuralgias
  • Migraña
  • Vértigos
  • Trastornos circulatorios
  • Problemas respiratorios
  • Sinusitis
  • Problema de hígado y de vesícula
  • Cistitis crónica
  • Espolón calcáneo
  • Y muchos más!

La quiropráctica y la osteopatía también pueden ser de ayuda en la prevención de alteraciones degenerativas o para optimizar el rendimiento deportivo.